Thursday, August 24, 2006


Señora de portentosos pechos...
¿Cómo seguir sin estrangular la tradición?
Ateridos estamos por no hablar tu lenguaje,
lo único cierto es tu lengua.
Tu lengua hecha canto, con ella nos cantas,
nos designas, nos haces en la Tierra y para la Tierra.
Tu lengua nos salva de la libertad eterna
de morir convertidos en dioses.
Tarde o temprano regresaremos convertidos en Ti,
y trazarás tu caligrafía y tu semilla con el polvo que seremos,
Mujer, Madre de todos los dioses,
fertiliza nuestro sexo,
nuestro olor,
nuestra humedad,
nuestra sangre,
nuestro orgaasmo,
fertiliza nuestra muerte hecha ceniza;
a los que están con nosotros
y a los que vienen después de nosotros...

Malena Múzquiz

0 Comments:

Post a Comment

<< Home